El Ayuno

Conociendo el ayuno

 

El ayuno es la necesidad de buscar a Dios con una actitud humilde para lograr limpieza tanto en el cuerpo como en el alma y obtener fortalecimiento espiritual, liberación y victoria. Cuando se combina con oración y tiempo en la Palabra de Dios, el ayuno fortalece su fe y le ayuda a tener más confianza en el poder de Dios. El ayuno debe ser una disciplina espiritual en el cristiano (Mateo 6:16-18).

 

 


Beneficios del ayuno

  • Desata ligaduras de impiedad (Efesios 6:12)
  • Deja libres a los quebrantados (1 Timoteo 2:4)
  • Santifica nuestra vida y la consagra a Dios (Filipenses 1:6; Hechos 13:3)
  • Suelta las cargas de opresión (Isaías 58:6)
  • Rompe todo yugo (Isaías 58:6)
  • Somos escuchados desde lo alto (Esdras 8:23)
  • Conocemos la voluntad de Dios y tenemos poder para reprender al enemigo (Mateo 17: 18 21)

Tipos de ayuno

Ayuno natural: Es abstenerse de toda comida sólida e ingerir solo líquidos (agua, jugos, etc.). Este es el caso del ayuno de cuarenta días del Señor Jesucristo en el desierto (Lucas 4:2)

Ayuno total: Se refiere a la abstención tanto de comida sólida como de líquidos (agua, jugos, etc.). Generalmente su duración es de máximo tres días debido a que el organismo resiste periodos
relativamente largos sin recibir alimentos, pero no puede pasar mucho tiempo sin agua.

Ayuno parcial: Es la restricción de algunos alimentos más que una abstención total de comida. Esta fue la práctica de Daniel y sus amigos en Babilonia al resolver no contaminarse con la deliciosa ración del rey y en lugar de esto pidieron que se les diera legumbres para comer y agua para beber (Daniel 1:8, 12)

Si es nuevo en el ayuno y quiere conocer los 7 pasos para ayunar con éxito haga clic aquí>>