El Ayuno

¿Nuevo en el ayuno?

⇒ Paso 1: Establezca un objetivo específico

Tener un objetivo claro le orientará sus oraciones para que sean más específicas. Recuerde que el ayuno no se puede convertir en un “ para que nos vaya bien o para obtener lo que necesitamos. La esencia y el motivo sigue siendo el Señor solamente (Zacarías 7:5). Algunos objetivos son:

  • Por arrepentimiento para que nuestro corazón se conduela de ver el sufrimiento por el pecado nuestro, el de nuestra familia y el de nuestro pueblo
  • Por revelación para pedir sabiduría divina en situaciones complejas de resolver y actuar prudentemente
  • Por fortaleza para vencer nuestras debilidades, temores, conflictos e incredulidad
  • Por sanidad para entregar a Dios nuestro cuerpo y que sea el restaurante y sanando dolencias y enfermedades físicas
  • Por renovación espiritual para buscar intensamente a Dios para conocerlo y aprender a amarlo y a obedecerlo

⇒ Paso 2: Haga su compromiso

Hacer estos planes con anterioridad, le ayudará a mantener su ayuno cuando sienta tentación de abandonarlo, ya sea por incomodidad física o por las presiones de la vida

  • Qué tanto tiempo va a ayunar, por ejemplo una comida, un día, una semana, varias semanas, cuarenta días (los principiantes deben empezar despacio, y poco a poco hacer ayunos más largos)
  • Qué tipo de ayuno va a hacer, natural, parcial o total. Para el ayuno natural y parcial es necesario establecer qué tipo de jugos va a consumir o qué tipo de alimentos va a tomar y qué tan seguido
  • Qué actividades físicas o sociales dejará de hacer
  • Qué tanto tiempo pasará cada día en oración y en la palabra de Dios

⇒ Paso 3: Prepárese espiritualmente

Tenga presente que la base del ayuno y la oración es el arrepentimiento Sus oraciones serán obstaculizadas por pecados sin confesar, por lo tanto:

  • Pida a Dios que le ayude a hacer una lista completa de sus pecados
  • Confiese cada pecado que el Espíritu Santo traiga a su memoria y acepte el perdón de Dios (1 Juan 1:9)
  • Busque ser perdonado por todos aquellos a quien ha ofendido, y perdone a aquellos que lo han herido (Marcos 11:25; Lucas 11:4; 17: 3)
  • Restituya devuelva y repare según el Espíritu le dirija
  • No subestime la oposición espiritual Satanás a veces intensifica la batalla natural entre el cuerpo y el espíritu (Gálatas 5: 16-17)
  • Dé gracias a Dios por la maravillosa experiencia que está a punto de comenzar

⇒ Paso 4: Prepárese físicamente

Para permitir que el cambio drástico en su rutina alimenticia sea más llevadero y que pueda poner toda su atención en el Señor en oración. Por lo tanto, consulte a su médico primero, especialmente si está tomando medicamentos con receta o si tiene alguna enfermedad crónica Algunas personas nunca deben ayunar sin supervisión profesional. Algunas recomendaciones para prepararse son:

  • No se apresure a entrar en ayuno
  • Prepare su cuerpo, se recomienda reducir en los dos días previos al ayuno, la ingesta de azúcares y grasas, comer todas las comidas en porciones más pequeñas, o en el mejor de los casos, consumir solamente frutas y vegetales frescos, en lo posible crudos y con abundante agua y jugos de frutas
  • Se recomienda empezar despacio si nunca ha ayunado. Trate de no comer una o dos comidas y luego concéntrese en ayunos de veinticuatro horas, luego de dos días, de tres días y más

⇒ Paso 5: Establezca su horario para estar a solas con el Señor

Mientras más tiempo pase con Él, su ayuno tendrá más significado A continuación, se presenta una guía para organizar su tiempo.

  • Mañana:
    • Empiece su día en alabanza y adoración
    • Lea y medita la Palabra de Dios
    • Invite al Espíritu Santo que obre en su vida para que desee hacer Su voluntad
    • Pídale que le muestre cómo poder influenciar su familia, su iglesia, su comunidad, su país y el
      mundo
    • Haga oración porque Dios le dé Su visión para su vida y le dé poder para hacer Su voluntad
  • Tarde:
    • Regrese a la oración y a la Palabra de Dios
    • Vaya a dar una caminata, mientras conversa con Dios
    • Pase tiempo en oración intercesora por su comunidad y por los líderes de las naciones, por los millones de personas que no han sido alcanzados, por su familia y por necesidades especiales
  • Noche:
    • Separe tiempo sin prisa para “buscar el rostro del Señor”
    • Si otros están en ayuno con usted, reúnanse a orar juntos
    • Evite ver televisión o cualquier otra distracción que pueda desviar su enfoque espiritual o
      apagar su comunión con Dios

⇒ Paso 6: Termine su ayuno en oración y en acción de gracias

Además tenga en cuenta que la alimentación se incorpore en forma gradual empezando a tomar pequeñas porciones de comida sólida cada día Su usted termina su ayuno gradualmente, los efectos benéficos físicos y espirituales resultarán en una mejor salud.

⇒ Paso 7: Espere resultados

Si usted sinceramente se humilla delante del Señor, se arrepiente, hace oración y busca el rostro de Dios si usted constantemente media en Su Palabra, podrá experimentar Su presencia claramente (Juan 14:21). El Señor le dará discernimiento espiritual y su confianza y fe en Dios serán fortalecidas. Sentirá un refrescamiento mental, espiritual y físico y recibirá respuesta a sus oraciones.


Antes de empezar tenga en cuenta lo siguiente:

 

<< Regresar